6 de agosto de 2016

“¿GALGOS O PODENCOS?”… MIENTRAS, CRECEN EN POLOS OPUESTOS, LA POBREZA Y LA RIQUEZA.


Resultado de imagen de FelipeGonzalez, Guerra, Almunia, Borrell y la abstencion en la investidura

          "Felipe González ha insistido en que el PSOE debe facilitar con la abstención que el PP forme gobierno”(…)(cadenaser.com/ser/2016/7/31).  Guerra, Fernández Vara, Borrell  y demás “baronías” de la socialdemocracia claudicante apoyan esa posición,  a la que se suma Zapatero que “pide abrir un diálogo en el PSOE sobre la formación de Gobierno”.  

Discrepo y doy la cara porque han sucumbido ante las presiones del aparato burgués para que se imponga un  Gobierno del PP  encabezado por Rajoy y su Frente de Juventudes que lidera Albert Rivera(C’s).   La ofensiva burguesa  está siendo brutal e irá en aumento hasta que se produzca la investidura con éxito o fracaso para las Derechas.  El miedo y la resistencia a las terceras elecciones es cada vez más agudo, como se demuestra por la potente campaña mediática de la clase dominante, a la que se han sumado ese nuevo ala de los reformistas moderados del PSOE, que empujan a Pedro Sánchez contra las cuerdas señalándoles la abstención,(¿y la puerta?) que contradice los acuerdos adoptados por el Comité Federal.


         Ante tal situación y la ofensiva de desprestigio desatada por el PP y la burguesía de echar sobre las espaldas del PSOE y de  Pedro Sánchez la responsabilidad, la dirección se podría ver forzada a abrir el debate sobre si se confirma el acordado “NO” por activa o pasiva, o cede ante las presiones.  En caso de confirmarse ese debate, si éste no llega hasta las bases, para que éstas decidan mediante un militante un voto, donde todas las corrientes podamos opinar libremente, la crisis interna podría ser muy grave. Solamente el reforzamiento de la democracia interna nos garantizará buscar una salida que todos respetemos.


         Entrando en materia, el debate debería poner sobre la mesa un análisis profundo de la realidad en la que estamos y que modelo político nos ha llevado hasta aquí,  con una de las interrogantes que muchos votantes y militantes están reclamando conocer: ¿Puede un partido de izquierdas, como se reclama el PSOE, avalar y  amnistiar un Gobierno reaccionario como el del PP que tanto daño ha hecho a la clase trabajadora? ¡¡No es NO¡¡.    El PP de Rajoy que está rodeado por el lodazal de la corrupción y dispuesto a continuar la política de ataques y recortes contra la clase trabajadora, no puede ser investido por un partido que representa a los trabajadores, por muchos motivos, algunos de las cuales diremos más abajo. El análisis siguiente fija una posición crítica que esperamos tenga la oportunidad de llegar a las bases, si se abren los cauces democráticos para que pueda intervenir  la corriente Izquierda Socialista a la cual estoy adherido:


Crece el número de millonarios…

Considerando millonario a la persona que tiene más de UN millón de euros, “el número de millonarios que hay en España alcanzó  465.000 personas”(…)el número de millonarios ha crecido el DOBLE que hace un año, lo que supone un aumento del 24 % respecto al mismo período de 2013” (Cincodias.com 14-10-14). Según informa “elmundo.es 23-6-16, “España tiene 15.000 millonarios más que hace un año”(…), lo cual expresa que en plena crisis, los ricachones se siguen forrando a costa del saqueo a los trabajadores y a las arcas del Estado, como consecuencia de la política ultraconservadora aplicada por Rajoy.  

“El patrimonio conjunto de los 20 españoles más ricos tienen tanto como el 30 % más pobre” (…) “sumando 115.100 millones de €”.  “Según un estudio de Oxfam, el patrimonio de las grandes fortunas subió un 15 % en 2015, mientras que el del 99 % (de la población) restante cayó un 15 %.” (…) “Las 62 personas más ricas del planeta acumulan la misma riqueza que los 3.600 millones de pobres”. (economía.elpaís.com 18-1-16).

“ A continuación podéis ver quiénes son los hombres más ricos del mundo en el año 2016, según la revista Forbes. Bill Gates vuelve a aparecer en la primera posición por tercer año consecutivo y ya suma 17 ocasiones en lo más alto de la lista en los últimos 22 años, situando a Amancio Ortega en segunda posición con una fortuna de 67.000 millones de dólares. Warren Buffett llegó a ser el multimillonario que más incrementó su fortuna gracias a una subida del precio de las acciones de su empresa, Berkshire Hathaway pero durante este año ha perdido terreno. Su fortuna se ha reducido en $4,2 mil millones (€3,8 MM) en 2016. La caída más sonada en el ranking es la de Carlos Slim, que mantiene su cuarta posición pero pierde más de 10.000 millones de dólares de patrimonio. Jeff Bezos, de Amazon, está en la quinta posición y es su primera participación en el Top 10, igual que Mark Zuckerberg, quien aparece en la sexta casilla y es el más joven del top 10 con 31 años. Larry Ellison de Oracle es el séptimo, Michael Bloomberg el octavo, y el noveno puesto lo comparten los hermanos David y Charles Koch, propietarios del conglomerado Koch Industries. Sorprendentemente, Larry Page y Sergei Brin, los fundadores del gigante de la información y la tecnología Google, se quedan fuera del Top 10. Entre todos los integrantes del top 10 suman patrimonio neto de 505.400 millones de dólares (464.800 millones de dólares).” (fuente: rankia.com/blog/ 15-7-16).


… mientras,  crece la pobreza y la desigualdad:

Las políticas antisociales y ataques a las condiciones de vida y trabajo aplicadas por el PP han convertido a nuestro país en el segundo más desiguales de Europa.  Cada vez más gente, incluso los que tienen un trabajo precario y mal pagado, viven la pobreza con tristeza, amargura y vergüenza al ver que incluso trabajando no pueden vivir dignamente.  Uno de cada diez niños viven ya en condiciones de pobreza crónica.  “Cáritas denuncia que la crisis, el paro y la desigualdad han creado una  “”España de dos velocidades””. (…)  “Los ingresos de los hogares han caído desde el primer impacto de la crisis cerca de un 10%. En cuanto a la pobreza, en el conjunto nacional el aumento anual medio es del 9% si se toma como referencia el umbral de pobreza en el año 2009. De hecho, el número de trabajadores pobres alcanza en España la inaceptable cifra del 15%. Es decir, una de cada seis personas que trabajan en España son pobres. La situación de los parados es sensiblemente peor:  la tasa de pobreza entre las personas sin trabajo alcanza el 44,8%.” (Público.es 2-6-16).

“Casi tres de cada diez españoles, el 28,6 % se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social, sin apenas recursos con los que pagar las necesidades básicas, según la encuesta de condiciones de vida publicada por el I.N.E. (…)  (economía.elpais.com/ (24-5-16).  “Cinco millones de españoles ganan menos de 700 euros al mes, ¿se puede vivir con eso? “ (elplural.com/pimienta/ 11-6-15). En Francia, el salario mínimo interprofesional en 2016 quedó fijado en 1.467€/mes. En Irlanda es de 1.461€/mes. En Bélgica, 1.501€/mes. En Países Bajos, 1.485€/mes. En España 655,20 €/mes…

Continúa produciéndose un proceso de polarización económica acumulándose la riqueza cada vez en menos manos y nos encontramos con una isla de bienestar que disfrutan los capitalistas, rodeado de océanos de miseria, paro y pobreza, pero esto no surge de la nada, ni siquiera de la última crisis mundial que lleva ya cerca de 9 años. La burguesía que era revolucionaria cuando surgía potente y rabiosa del feudalismo, derribó aquel modelo esclavista  que estaba ya caduco, acabando con la aristrocracia en algunos países, potenciando la revolución industrial que empezó a crear un proletariado que cada vez se hace más numeroso, alcanzando ya los límites del planeta. Pero ahora, dialécticamente esa burguesía, alcanzada su fase imperialista multinacional, se ha vuelto en su contrario y es cada vez más profundamente reaccionaria, con rasgos peligrosos de fascistización mundial en Europa  e incluso en EEUU con la amenaza del triunfo de Donald Trump.

Aquella burguesía pujante de sus inicios, al desarrollar los medios de producción y con una permanente explotación de la clase obrera, a su vez iba potenciando y desarrollando  a la clase trabajadora, que será la encargada, como nueva clase bien formada, la que tiene que organizarse para llegar a ser una verdadera alternativa,  porque en realidad, es la clase de los asalariados la verdadera fuerza que con su trabajo social necesario e imprescindible, hace funcionar la producción.  Es esa clase trabajadora asalariada la que produce las plusvalías de donde el capitalista obtiene sus beneficios. La prueba palpable del agotamiento del capitalismo, que tiene enormes dificultades para superar las crisis, cada vez más largas y profundas, es que la burguesía ya no puede cumplir su misión principal, cual es explotar  a todos los asalariados, al permanecer un paro forzoso crónico, aquel “ejército de reserva de mano de obra” del que habló Marx, que no puede ser utilizado en su totalidad,  y que, como siempre hizo el capitalismo, necesita exterminarlo fomentando las guerras o intentando matarlos de hambre con salarios de miseria y recortando las atenciones sanitarias y demás derechos adquiridos con las luchas sociales anteriores.

Pero a la vez que se ha ido desarrollando la burguesía con la acumulación de beneficios astronómicos y el peligroso atesoramiento constante, que retira de la circulación el dinero que sería necesario para invertir en creación de nuevos puestos de trabajo, el polo de los ricos crece con cantidades inimaginables de recursos financieros que esconden en Paraísos Fiscales,  mientras que la clase trabajadora moderna se desarrolla en el polo opuesto, pero malviviendo si encuentra un trabajo, cada vez peor pagado relativamente, que solo halla éste en situación cada vez más precaria, dado que la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) a escala global sigue estancada  o en retroceso,  impidiendo así que la inversión real en creación de puestos de trabajo se produzca suficientemente.

Cuando la clase burguesa se ve atrapada por la crisis estructural del modelo capitalista, caduco y corrupto hasta la médula, produciéndose un exceso de producción nunca visto antes en la historia, la saturación de los mercados es también global y todos intentan exportar el paro aumentando las exportaciones, pero si todos aplican la misma estrategia, la situación no se supera.  La crisis o recesión permanecen, así que las fábricas empiezan a cerrar, el comercio se ralentiza, las inversiones públicas y privadas se detienen y todo ello arrastra a una recaída tras otra de la demanda que se traduce en un circulo vicioso del que, los estrategas de la burguesía no pueden salir ni hacer funcionar óptimamente el sistema, ya que los dos paradigmas básicos de la economía  están agotados, tanto el liberalismo, como el keynesianismo.

Llegados a este punto muerto en el que estamos, las crisis cíclicas estallarán de nuevo, a causa de la ralentización de la economía, que en este caso podría ser  Brasil, cuyo PIB se ha desplomado un 5,4 % el primer semestre 2016 confirmando su peor recesión en 25 años, lastrada por el derrumbe del 7,3 % en el sector del automóvil, que junto a los desembolsos por las inversiones especulativas de los Juegos Olímpicos, que están siendo muy cuestionadas por movilizaciones de rechazo del pueblo tomando las calles, podría producir un efecto contagio en el resto de América Latina. También  China junto a otras economías punteras se desacelera peligrosamente,  cuya burbuja financiera, debido al sobre-calentamiento del sector de la construcción,  o por cualquier otra situación crítica, pudiese colapsar, arrastrando al mundo a una recaída de al recesión,  porque como dijo Engels, “la necesidad se expresa a través del accidente”.

Debido a la oferta y la demanda del  mercado capitalista, que sigue marcando sus leyes a cualquier gobierno que se someta a su lógica,  al existir una oferta creciente de mano de obra ociosa y sobrante, los salarios seguirán cayendo y más temprano o más tarde, los asalariados se ven obligados a vender su fuerza de trabajo a la baja,  pero no por jornadas completas, por meses o semanas como antaño, sino por trozos, por días, por horas, llegando incluso al límite de su subsistencia, situación que se está alcanzando ya, o lanzarse a la lucha para recuperar lo perdido.  El sistema ha roto el equilibrio, de ahí el gran trasvase de las migraciones desesperadas que huyen de las guerras, del terrorismo y de la desestabilización creada por la crisis capitalista mundial que no puede ofrece una salida digna.  

El capitalista sigue tratando a los asalariados como a cualquier otra mercancía, que a veces la acumula en el almacén del paro,  hasta que se encuentra averiada y tiene que tirarla.  Pero esta fuerza laboral que ellos tratan como mercancía averiada tiene cerebro, boca que alimentar, necesita un trabajo, un techo donde vivir, necesita una vida digna, necesita los derechos inalienables como todo ser humano se merece,  y si el sistema se los niega permanentemente, al igual que ocurriera cuando el capitalismo surgió revolucionario,  porque el modelo que querían aplicar ya no cabía dentro del feudalismo, así tendrá la clase trabajadora legítimamente el derecho a luchar por una sociedad nueva que resuelva la cuestión social y demás problemas que engendra el capitalismo. 

Entendiendo esto, no nos queda más remedio que organizarnos cada vez mejor, marchar en unidad de acción, como clase trabajadora organizada,  para derrotar  a la burguesía  y poner en marcha un programa genuinamente socialista,  en base a la democracia obrera,(*) para comenzar la construcción del nuevo modelo que se hace  cada vez más necesario.   Todavía estamos a tiempo de conquistar un Cambio Revolucionario de forma democrática y pacífica, pero si se sigue empobreciendo a las masas, explotándolas, oprimiéndolas y robándoles el futuro, las convulsiones sociales y el camino de la Revolución Social que es inevitable, podrían ser más bien violentos.  Dependerá de la capacidad que tengamos la clase trabajadora de dotarnos de una dirección acorde con las necesidades, antes de que ocurra lo inevitable, aunque como decía Pablo Iglesias (El Abuelo), “la emancipación de la clase obrera será obra de la propia clase, o NO será”,  así que tú, si eres un trabajador activo o parado, tienes que optar, o te organizas para ser parte de la solución luchando por tus Derechos o formarás parte del problema, porque otro mundo es posible, pero con el SOCIALISMO. 

Para mi, ¡No a al PP, es NO¡¡  

JOSÉ MARTÍN RODRÍGUEZ.
ÁREA DE COMUNICACIÓN.
IZQUIERDA SOCIALISTA MÁLAGA-PSOE-A

(*) Si no conoces todavía la propuesta programática que hemos aportado como corriente, puedes solicitarla gratuitamente al correo de abajo, poniendo en asunto las palabras “Programa Alternativo”:

ispsoeandalucia.malaga@gmail.com






1 comentario:

  1. Adelante... el NO al PP es lo correcto.......

    ResponderEliminar