23 de enero de 2019

PSOE: PROGRAMA MARXISTA DEL XXVII CONGRESO. (Parte 1)


Resultado de imagen de Libro XXVII congreso psoe

 RESOLUCIONES POLÍTICAS.

 INTRODUCCIÓN GENERAL:

 El P.S.O.E. entiende que la situación actual exige junto a una respuesta a los problemas inmediatos que tiene planteados el país, el respaldo a dicha alternativa con una actualización de la elaboración ideológica que dé a su vez respuesta a situaciones nuevas que se presentan hoya este nivel.

Es por ello que se hace necesario, por un lado, una alternativa concreta como respuesta a las necesidades reales que presenta hoy el país, acorde con el papel y la responsabilidad histórica que le corresponde al P. S. O. E., como eje fundamental en el desarrollo político hacia la democracia; y por otro la introducción ideológica, que, fiel a los principios de nuestro programa máximo, concrete y matice los elementos necesarios para la conveniente actualización del mismo.

 PRINCIPIOS:  

1.- El P .S.O.E. tiene un texto fundamental: su programa máximo que por seguir totalmente vigente, constituye la base de todo nuestro pensamiento y acción, y debe ser un elemento esencial en la divulgación de lo que es nuestro Partido.

Pero parece conveniente para facilitar, precisamente, dicha divulgación el concretar ideas de dicho texto en una serie de explicaciones claras y accesibles.

2.- El P.S.O.E., se define como Socialista, porque su programa y su acción van encaminados a la superación del modo de producción capitalista, mediante la toma del poder político y económico y la socialización de los medios de producción, distribución y cambio por la clase trabajadora.
Entendemos el socialismo como un fin y como el proceso que conduce a dicho fin, y nuestro ideario nos lleva a rechazar cualquier camino de acomodación al capitalismo, o a su simple reforma.

3.- Declaramos que la sociedad socialista que preconizamos, tendrá que ser autogestionaria. Las Nacionalizaciones y Planificación no suponen necesariamente el socialismo. Queremos construir un modelo de sociedad que nos sea propio, en el que socialismo y libertad sean conceptos coadyuvantes y no contradictorios; en el que toda persona sea dueña de su trabajo y su conciencia; en el que el poder de decisión y los beneficios sociales pertenezcan, solidariamente a la comunidad y no a minorías dominantes, cualquiera que sea su signo.
Para evitar la degeneración burocrática se exige levantar una democracia socialista, democracia en los Partidos y Sindicatos, en todos los órganos de poder y decisión que han de ser elegibles y revocables. Se exige la más amplia libertad de creación y crítica. En resumidas cuentas, el control y la autogestión de los trabajadores en todos los terrenos.

4.- El P.S.O.E. reafirma su carácter de Partido de Clase, y por lo tanto de masas, marxista y democrático.

Somos un partido de clase, en cuanto defendemos y luchamos por el proyecto histórico de la Clase Obrera: la desaparición de la explotación del hombre por el hombre y la construcción de una sociedad sin clases.

Somos un partido marxista porque entendemos el método científico de conocimiento de transformación de la sociedad capitalista a través de la lucha de clases como motor de la historia.

Entendemos el marxismo, como un método no dogmático, que se desarrolla y que nada tiene que ver con la translación automática de los esquemas teóricos o prácticos de las experiencias determinadas del movimiento obrero.

Aceptamos críticamente las aportaciones de todos los pensadores del socialismo y las distintas experiencias históricas de la lucha de clases.

Nos definimos como partido democrático, al estar conformados como una organización con la más escrupulosa democracia interna y de funcionamiento, a semejanza de la sociedad nueva que queremos construir, cuya mayor garantía está en la estructura democrática de las Organizaciones que luchan por ella.

5.- El P.S.O.E., se define por un método dialéctico de transición al socialismo que combine la lucha parlamentaria con la movilización popular en todas las formas creando "órganos democráticos de poder de base (Cooperativas, asociaciones de vecinos, comités de pueblos, barrios, etc.); que busca la profundización del concepto de democracia superando el carácter formal que las libertades políticas tienen en el estado capitalista accediendo a las libertades reales; que señale las reivindicaciones de cada momento, así como las alianzas que fueran precisas conectados con la perspectiva de la revolución socialista, ya que no puede existir libertad sin socialismo ni socialismo sin libertad.

Hasta que se cubra ese objetivo final de la sociedad sin clases con la consiguiente desaparición del Estado y se cambie el gobierno de los hombres por la administración de las cosas existirá una etapa transitoria de construcción del Socialismo en la que serán necesarias intervenciones enérgicas y decisivas sobre los derechos adquiridos y las estructuras económicas de la sociedad burguesa.

Consistirá en la aplicación real de la democracia y no en su abolición. El grado de presión a aplicar deberá estar en función de la resistencia que la burguesía presente a los derechos democráticos del pueblo, y no descartamos, lógicamente, las medidas de fuerza que sean precisas para hacer respetar los derechos de la mayoría haciendo irreversibles, mediante el control obrero, los logros de la lucha de los trabajadores.

6.- El P.S.O.E. es un partido internacionalista y antiimperialista que concibe que la liberación de los trabajadores solo será efectiva cuando se realice a escala universal y lucha por esta emancipación mundial.

El P.S.O.E. se mostrará siempre solidario con  la  lucha de liberación de los pueblos oprimidos por el imperialismo económico o político de otras potencias.

7.- La finalidad liberadora y desalienante del socialismo en su concepción de la sociedad sin clases y de garantía de la libertad real del hombre, hace que para el P .S.O.E., sea principio esencial de su doctrina la lucha por la conquista del poder político como palanca para la construcción del socialismo y la adopción de los medios del Estado a nuestros propios fines de las libertades, su defensa y protección y su desarrollo más auténtico. 

Cada libertad conquistada históricamente es un hito en la lucha de clases y sirve de indudable apoyo en la siguiente conquista, debiendo ser defendida sin otra limitación que la que se deriva de la prioridad de las necesidades sociales y solidarias sobre las individuales o egoístas.


ESTRATEGIA;

1.- El P. S. O. E. considera que, dentro de la concepción global de su estrategia, la conquista y consolidación de las libertades democráticas supone hoy, junto con la satisfacción de las reivindicaciones inmediatas de los trabajadores, el objetivo prioritario.

2.- El P. S. O. E., entiende que la crisis actual del capitalismo monopolista español y consiguiente deterioro del aparato autocrático del Poder, si bien se debe a contradicciones propias, éstas guardan estrecha relación con la situación actual del capitalismo y el desplazamiento de las relaciones de fuerza que tiene lugar a nivel mundial y en concreto en la Europa Meridional.

Esta crisis, por otra parte, se manifiesta por la incapacidad de la burguesía para continuar el desarrollo de las fuerzas productivas en base al modelo de acumulación de los años 60, modelo basado en la superexplotación y represión de la clase obrera, desprovista de órganos de representación y defensa de sus intereses.

Por otra parte la situación actual dentro del régimen se caracteriza principalmente por la contradicción existente en su seno, entre dos sectores fundamentales del poder:

a) Por un lado el sector representante de un capitalismo especulativo y de rapiña, cuya vida se halla ligada a la de las instituciones heredadas del 18 de Julio y que se sustentan en el aparato jurídico, político e ideológico del mismo.

b) Por otro lado el sector representativo de cierto capitalismo financiero industrial interesado en la credibilidad de nuestras estructuras políticas ante Europa a fin de conseguir la integración en los circuitos económicos supranacionales y la consecución de una estabilidad económico social en el interior del país.

Los intereses de cada uno de estos grupos están representados a nivel político por los sectores ultraconservadores en el primer caso, y el llamado sector reformista en el segundo.

Asimismo, se manifiesta el distanciamiento de sectores de la iglesia, respecto al planteamiento autocrático del régimen y la oposición de parte de la oficialidad del ejército no predispuesto a mantener secuestrada la soberanía popular.

3.- Frente a estas fuerzas del régimen, la clase trabajadora ha protagonizado durante estos cuarenta años una lucha continua para la conquista de las libertades democráticas, logrando agrupar a su alrededor a amplios sectores populares.

4.- Todos estos sectores, son los protagonistas de la verdadera alternativa democrática para el país: LA RUPTURA DEMOCRATICA, como único proceso racional y pacífico que culminará con la devolución al pueblo de su soberanía.
Esta alternativa de ruptura democrática fundamenta su viabilidad en la cada vez más amplia movilización de masas y la creciente incidencia en ella de la oposición democrática.

La alternativa reformista del régimen, viene a ofrecer una opción seudodemocratizadora, cuyo objetivo es salvaguardar los intereses de la clase dominante intentando recuperar a ciertos sectores de la burguesía que hoy se alinean dentro de la oposición democrática; así como conseguir una cierta credibilidad de cara a la opinión pública nacional e internacional.
Esta opción resulta por demás, a todas luces insuficiente, tanto por el procedimiento que necesariamente tiene su elaboración, como por no establecer aquellas instituciones políticas y garantías democráticas mínimas.

5.- El P.S.O.E. entiende la ruptura democrática como el proceso consistente en la conquista de todas las LIBERTADES DEMOCRATICAS (políticas y sindicales) , el desmantelamiento de las instituciones heredadas del régimen franquista (consejo del reino, aparato político del movimiento, sindicato vertical, etc.) la disolución de las instituciones represivas destinadas a la anulación de las libertades democráticas, el retorno de los exiliados, la libertad de los presos políticos, la institucionalización jurídico-política de todos los paises y regiones integrantes del estado español, de acuerdo a sus derechos históricamente adquiridos o logrados democráticamente, concretándose este proyecto en una Constitución democrática, salida de un proceso constituyente.

Este proceso Constituyente requiere un período en el que todos los partidos sin exclusiones tengan la posibilidad de exponer sus alternativas políticas como paso previo para concurrir a unas elecciones generales de las cuales habrá de surgir el órgano legislativo encargado de elaborar una nueva constitución del país.

 6.- Como vía de consecución de estos objetivos, el P .S.O.E. llamará a todos los partidos políticos democráticos que participen en el proceso electoral a la adopción de un compromiso constitucional en base al cual dichas fuerzas políticas en los órganos de representación electos, se comprometan a la liquidación de los elementos autocráticos del régimen y a la elaboración de una Constitución que garantice las libertades fundamentales, sin sacrificar a este respecto la independencia de nuestro partido en la tarea de coordinar y alentar la lucha por la satisfacción de las necesidades populares y por la libertad sindical y política.

Durante el período que lleva a la realización de la ruptura democrática, el 

Partido se orientará a:

a) la negociación con el poder manteniendo una estrategia coordinada con las organizaciones democráticas de la oposición.

 b) la movilización responsable de masas, para presionar la negociación al tiempo que se va potenciando y constituyendo un poder real en la base con la creación de órganos de participación a todos los niveles.

El P .S.O.E. reafirma su vocación republicana, pero aceptará la decisión del pueblo sobre la forma del Estado.

El Partido Socialista Obrero Español declara que la unidad de los socialistas españoles contribuirá a la obtención, afianzamiento, desarrollo y defensa de la democracia en España, y este Congreso celebra que en este sentido se hayan dado pasos fundamentales para esta unidad, como es la reunificación e integración de todos los sectores del Partido.

Con esta reunificación se considera superada la escisión que se produjo en el P.S.O.E. en 1972. Sin embargo, considerando que existen grupos socialistas al margen de nuestra organización, el Congreso mandata a los órganos de dirección del Partido y recomienda a las Federaciones de Nacionalidades y Regiones que perseveren en nuestra voluntad unitaria; partiendo siempre de los siguientes conceptos básicos previos:

1) Aceptación de la declaración de principios de nuestro Partido en su integridad.

2) Aceptación de la estructura federal del Partido.

3) Aplicación y respeto a los principios básicos de la democracia interna.

4) Todo proceso de unidad deberá concluir en la elección democrática de todos los órganos directivos por las bases integradas. (Continuará.../...) 


Nota: (Parte 1) de la Resolución Política aprobada en el XXVII  Congreso del PSOE que ponemos a disposición de toda la militancia y simpatizantes. La persona interesada puede solicitar el texto completo al correo de abajo y se le remitirá gratuitamente. Poner en asunto las palabras: “Resoluciòn 27 Congreso”.


ispsoeandalucia.malaga@gmail.com  


21 de enero de 2019

MÁLAGA: EL PATRIMONIO MUNICIPAL DISMINUYE POR LA POLÍTICA DEL PARTIDO POPULAR.

Resultado de imagen de Francisco de la Torre . Malaga PP
Las acciones especulativas permitidas, apoyadas y a veces fomentadas por el Alcalde del PP en Málaga, Francisco de la Torre, son permanentes y constantes. Su política de ataques al patrimonio municipal ha sido denunciada y criticada por la oposición, pero los pelotazos urbanísticos y los ataques al Medio Ambiente, como el famoso caso del Arraijanal, donde grupos ecologistas han luchado contra esos expolios de la última zona virgen en el litoral malacitano,  cedidos al Jefe Árabe para su Escuela Deportiva,  ha servido para poco, aunque la lucha continúa porque al parecer pueden existir anomalías que bordean la Ley al igual que el Caso Térmica del que informo en este artículo.
La prensa recogía la semana pasada unas críticas donde se denuncia, una vez más,  el “Caso La Térmica”, donde la empresa Endesa sale muy beneficiada por la recalificación de suelo que pertenecía al patrimonio municipal y con el beneplácito del Ayuntamiento del PP y  otros organismos, que tendrían que velar por la defensa de lo público, sin embargo, esa empresa podría conseguir unos beneficios de más de  121 millones de euros.
Eso demuestra que el saqueo permanente de las arcas públicas continúa por la política de Derechas  del Ayuntamiento Malacitano que preside Francisco de la Torre (PP). Ahora con sus “compadres del giro ultraderechista” en la Junta de Andalucía, si no luchamos contra esa tendencia de brutales “privatizaciones” de lo público,  podrían arramblar  con todo el Patrimonio para beneficiar a sus amigotes los empresarios de la piqueta, la piocha y el zapapico.
Para recabar información he solicitado el punto de vista del Concejal del PSOE, Sergio Brenes, en la oposición al PP del Ayuntamiento de Málaga, que es de la Agrupación Socialista de Campanillas en las que ambos militamos y a la pregunta: ¿Cómo ves tú el Caso Térmica?, su respuesta ha sido la siguiente:
“Desde el PSOE fuimos muy críticos con los grandes convenios urbanísticos que el Partido Popular incluyó durante la Revisión- adaptación del PGOU de Málaga, aprobado en  2011. Los socialistas siempre entendimos, y el tiempo nos ha acabado dando la razón, que los convenios de Repsol, la Térmica o Arraijanal no respondían al interés general de la ciudad ni de los malagueños. En los suelos de Repsol estaba previsto hacer el gran pulmón de la zona oeste de Málaga. Un pulmón verde para los dos distritos más poblados de la ciudad donde habitan 1 de cada 3 malagueños. Una gran oportunidad para los 200.000 malagueños que viven en los barrios de Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero y que viven sin espacios libres, sin zonas verdes útiles, sin dotaciones sociales, deportivas, culturales, etcétera… Un gran pulmón que permitiera grandes equipamientos que la ciudad necesitará en el futuro. Sin embargo, el PP vendió la calidad de vida de la gente y la gran oportunidad del futuro de Málaga por 83 millones de euros, sabiendo además que nunca se llegaría a cobrar, y todo para satisfacer el interés de los grandes bancos propietarios del suelo”
“Es evidente que esos proyectos urbanísticos encerraban grandes operaciones económicas que difícilmente se iban a materializar como al final ha pasado. De los más de 200 millones de euros firmados en convenios urbanísticos que tenía que ingresar el Ayuntamiento no se ha llegado a cobrar apenas nada y, sin embargo, se siguen tramitando como si nada. ¿Por qué el alcalde de Málaga y el PP perdonaron esas cantidades económicas millonarias a esas grandes empresas propietarias de los suelos? Y es que renunciaron a cobrar lo que habían firmado y lo cambiaron por aprovechamientos urbanísticos que son de dudoso o imposible cobro. Los grandes beneficiaros de esas operaciones fueron los bancos y empresas eléctricas que nunca pagaron a Málaga lo que firmaron. Una muestra más que el PP siempre gobierna pensando en los intereses de ricos y poderosos frente al interés general de la gente”.
Por otra parte y según declaraciones del Concejal  Eduardo Zorrilla de I.U.-Málaga para la Gente, en el Ayuntamiento de Málaga, sobre el Caso Térmica dice que  es “el mayor saqueo de la Historia de Málaga”. En un amplio informe de El Observador,  explica que  “gracias  al convenio urbanístico firmado con el Ayuntamiento en 2008, y a la “Adenda” al mismo aprobado en 2013, la filial de Endesa había conseguido un fabuloso incremento del valor de sus aprovechamientos urbanísticos en el sector de La Térmica cercano a los 100 millones de euros”.
En el informe se pone de manifiesto la lentitud de la Demarcación de Costas de Andalucía-Mediterráneo, que inició un expediente en Abril de 2010 y más de dos años después, emitió en Julio de 2012 el “informe técnico la Dirección General de Costas que consideraba provisionalmente como dominio marítimo-terrestre, una amplia franja de suelo del sector de la Térmica, delimitada por el lateral sur de la Avenida Pacífico”(…)
Las maniobras dilatorias del aparato del Estado en el Municipio y otros  niveles, es dejar los expedientes en un cajón para esperar que prescriban y caduquen, como ocurrió una vez más en esta ocasión, por lo que podría existir una “presunta confabulación para concurrir en connivencia, prevaricación y otros delitos” que deberían ser investigados por la Justicia, dado que el Ayuntamiento del PP, por medio del gerente de Urbanismo, explicó en su día que “estaba negociando con Costas para que rectificara el deslinde provisional”, amenazando incluso con impugnarlo judicialmente.
Ante la inviabilidad técnica y jurídica de modificar un expediente de deslinde que estaba ya en su fase última, con informes técnicos y jurídicos que lo avalaban, la Demarcación de Costas lo dejó caducar en Julio de 2013, posibilitando que en Enero de 2014 se aprobara el convenio, suscrito entre el Ayuntamiento y la filial de Endesa, de ocupación directa del Sistema General “”(…)
Esos atentados contra los intereses de la ciudadanía, que originan beneficios astronómicos para los capitalistas en detrimento de pérdidas del patrimonio municipal, con esos “presuntos métodos corruptos” deben ser esclarecidos mediante una investigación, no solo jurídicamente, sino una acción informativa en el plano político, que debe ser conjunta entre los Concejales de la Oposición de izquierdas en el Ayuntamiento de Málaga, pues en ese informe mencionado se detalla que “este hecho posibilitó a la sociedad testaferro de Endesa obtener unos beneficios adicionales de más de 21 millones de euros (…) además de los 100 millones de euros del pelotazo urbanístico en los terrenos de La Térmica”.
El pueblo tiene derecho a que se informe detalladamente qué fuerzas están a favor de defender los intereses y el patrimonio de la ciudadanía y cuales se refugian en la abstención o en el apoyo a esas maniobras amparadas por las fuerzas de las derechas, orquestadas por el PP, que sucumben a las presiones de los lobbies de turno,  en sus ilimitadas ansias privatizadoras y de rapiña de los terrenos y playas de la ciudad de Málaga.
Esos mecanismos de corrupción tolerados por responsables de muchos Ayuntamientos en toda la Costa del Sol y otros estamentos estatales posibilitan el enriquecimiento ilícito de empresarios capitalistas que marcan la hoja de ruta urbanística y mejoran sus posiciones económicas amasando enormes fortunas, permitiendo que personas que empiezan carentes de recursos, luego se convierten, casi de la noche a la mañana, en fuertes capitalistas que chantajean a los políticos o los meten en sus nóminas, fomentando la corrupción y haciéndoles trabajar a favor de empresarios sin escrúpulos y en contra del pueblo.
Estamos hartos de esa historia repetida, que representa el saqueo originario a base de la explotación junto al saqueo y posterior blanqueo y evasión de los dineros robados por estafas y chanchullos y luego los procedimientos de negocios paralelos para evadir el fruto de la corrupción, como ocurre con tanto Gürtel y similares, por los que el “PP ha sido condenado a título lucrativo”.
Los fraudes al Estado, a través de las obras públicas, las recalificaciones de terrenos, las permutas de solares y demás artilugios, algunos de ellos disimulados de “legalidad” representan una vía tan tradicional como privilegiada y un enorme desvíos de los flujos monetarios de las plusvalías, que luego incrementan las deudas públicas y la compensan con recortes o rescates bancarios, como hizo Rajoy (aunque siempre negado) que ha costado más de 60.000 millones de euros al pueblo,  para beneficio de esos “elementos mafiosos” incrustados como gestores de lo público, pero al servicio y a las órdenes del capital privado y sus pandillas de delincuentes.
Necesitamos más unidad y más luchas de las izquierdas para combatir y contrarrestar estos procedimientos que dan lugar a negocios florecientes y enriquecimientos con una espiral creciente y por eso, periódicamente esos estropicios llevan a situaciones de quiebras, que luego incrementan la Deuda Pública,  para empezar de nuevo la espiral de fraudes, más deudas públicas, más recortes presupuestarios, más leyes restrictivas y pérdidas de derechos sociales.
Ese capitalismo mafioso de casino trucado no se conforma solo con la explotación legal, sino que se aferran como sanguijuelas a las ubres públicas, a escala Municipal, Autonómica o Estatal, mientras se hace la vista gorda ante el tráfico de drogas, armas, trata de blanca y el enorme saqueo de esos beneficios de la economía sumergida que van a parar a paraísos fiscales, en vez de dedicarlos, si fuesen legales, a inversiones productivas que son los puestos de trabajo del futuro, puestos de trabajo que se les sigue hurtando a la juventud y la clase trabajadora que sufren el paro, salarios de miseria y explotación, lacras generadas por este podrido sistema capitalista contra las que hay que continuar la lucha, si queremos avanzar hacia un mundo mejor para la Humanidad. 

Escrito por José Martín Rodríguez y publicado el 20-1-19 en el periódico Diario 16 Mediterráneo. 

18 de enero de 2019

Errejón rompe la disciplina de Podemos y se enfrenta a Iglesias en la disputa por Madrid.

Resultado de imagen de Errejon y Pablo Iglesias

 Algunos miembros de Podemos han olvidado la consigna de luchar contra la "casta" y se perfilan ya claramente hacia la "nueva casta" en su disputa por la cabeza de las listas, buscando hueco en las próximas elecciones. El debate que explotó en Vista Alegre se agudiza y ya se viene expresando en el exterior de la organización desde hace meses, incluso a través de la prensa, como se expresa en su artículo Victor Taibo, miembro de la C.E. de I.R. en el último periódico EM del que ofrecemos un resumen de los párrafos que expresan las raíces, causas y efectos de este proceso de divergencia entre la direcciòn. Comienza el artículo, donde no deja títere con cabeza, con el siguiente párrafo:  ""Hace 5 años, en las últimas elecciones europeas, irrumpía Podemos con fuerza. Hoy, tras sus malos resultados en las elecciones andaluzas, emerge una nueva formación de extrema derecha, Vox, a la que una reciente encuesta otorga hasta 45 diputados, un 12,9% de los votos. Dicha encuesta apunta a una victoria del bloque de derechas (PP, Ciudadanos y Vox), con más del 50% de los votos, y una amplia mayoría de escaños. ¿Qué ha ocurrido en estos cinco años? ¿Qué responsabilidad tiene en todo esto la dirección de Podemos?

¿Combatir a la casta o ser hombres de Estado?
Tras años de dura crisis económica, y de políticas de austeridad y recortes, Podemos se convirtió en la expresión política de las ansias de cambio de millones de personas que luchaban en las calles contra los desahucios, los despidos y los EREs, los recortes en sanidad y educación, la defensa de unas pensiones dignas, o el derecho a decidir en Catalunya. Podemos creció denunciando a banqueros y multinacionales, a la monarquía, a los políticos al servicio de los mismos y sus puertas giratorias y, en definitiva, al corrupto y reaccionario régimen del 78.
 Sin embargo, tras su llegada a las instituciones, los dirigentes de Podemos han tratado de aparecer cada vez más como responsables hombres de Estado, especialmente desde que ejercen como ministros sin cartera en el Gobierno de Pedro Sánchez. Todo ha cambiado, hasta el punto de que en una reciente entrevista Pablo Iglesias afirmó que el siguiente desafío de Podemos “es demostrar que podemos gobernar de manera sensata”. ¿A qué se refiere Iglesias? ¿Qué es gobernar de manera sensata? ¿Aceptar las reglas de juego del Régimen del 78? ¿Consentir resignadamente que no se pueden tocar los intereses de bancos y grandes constructoras? ¿Rebajar el programa para que pueda ser aceptable para esa casta que decían combatir?
Es justo este planteamiento el que ha agravado la crisis de Podemos, diferenciándole cada vez menos del PSOE y rompiendo con el discurso que le permitió conectar con las aspiraciones de millones de personas. Tal y como dice en esa entrevista el propio Pablo Iglesias, “si compras el marco del adversario, ganará siempre el adversario”. Y justo por esto cientos de miles de votantes de izquierdas se quedaron en sus casas en las últimas elecciones andaluzas, desconfiando de que Podemos sea una alternativa para cambiar su situación.
El nuevo viejo relato de la Transición
Frente al discurso original de Podemos, cuando se señalaba el papel del rey Juan Carlos como heredero directo de Franco e incluso algunos dirigentes denunciaban el pacto de silencio que permitió mantener intacto el aparato estatal franquista responsable de cientos de miles de fusilamientos, y del exilio, cárcel y torturas de miles de opositores a la dictadura, Pablo Iglesias destaca ahora “el papel central de la monarquía en la dirección del proceso democratizador de España”. Un nuevo gesto para demostrar que ha entendido su responsabilidad como hombre de Estado, y su disposición a garantizar la continuidad del régimen del 78. 
Incluso ha llegado a cargar contra los símbolos republicanos –la memoria histórica de aquellos que lucharon y tumbaron la dictadura franquista– planteando que dichos símbolos, ¡de los perdedores!, ya no sirven ni van a resurgir. También ha mostrado su simpatía pública hacia el actual monarca, Felipe VI, con motivo de su último discurso de Navidad. ¿Qué se pretende con estas afirmaciones, en un momento especialmente crítico para la monarquía, identificada con la represión hacia el pueblo de Catalunya y acosada por importantes casos de corrupción? ¿No debería Pablo Iglesias centrarse en denunciar la naturaleza corrupta y oligárquica de esta institución que, entre otras cosas, se ha lucrado con sus constantes negocios con dictaduras como la de Arabia Saudí o la de Marruecos?
¿Un aparato del Estado democrático?
Cada día que pasa el régimen del 78 muestra con más claridad su carácter profundamente reaccionario y neofranquista, como hemos visto no sólo en la actuación represiva de jueces, policías, guardias civiles y monarquía respecto a la movilización popular por la república catalana, también en la persistencia de una justicia patriarcal que ampara violadores y justifica la violencia machista, que actúa sin disimulo contra activistas sociales y sindicalistas, contra raperos y humoristas, o contra aquellos que ofenden a la Iglesia Católica. Todo ello mientras se permite abiertamente la apología del franquismo y el fascismo, la justificación de la violencia de género, y las amenazas directas contra activistas sociales de la izquierda. De ahí los auténticos montajes judiciales a los dirigentes independentistas, a los jóvenes de Altsasu, a Alfon, y a muchos otros. ¡Es esto lo que deberían estar denunciando día y noche los dirigentes de Podemos, y no apelando a que el poder judicial debe ser independiente! ¿Acaso Pablo Iglesias ha olvidado que la justicia en el sistema capitalista defiende los intereses globales, económicos y políticos, de la clase dominante?
Un aparato del Estado que nunca se purgó, que condecoró a los soplones y torturadores del franquismo, y que ahora Pablo Iglesias califica de democrático, señalando, frente al despliegue de 9.000 policías en Barcelona durante la celebración del Consejo de Ministros, que la policía “está para proteger el derecho de manifestación y de reunión”. ¿Se refiere a esa misma policía que cargó en las plazas contra el 15-M? ¿O la que garantiza la ejecución de cientos de desahucios aporreando a aquellos que se movilizan para impedirlos?
Y lo mismo respecto al Ejército español, al que ahora sorprendentemente califica de democrático “porque ya no supone una amenaza como hace 40 años”. ¿En qué país vive Pablo Iglesias? ¿No ha visto las declaraciones de numerosos militares dispuestos a aplastar el derecho a decidir del pueblo catalán con los tanques en la calle, o el manifiesto firmado por más de 200 oficiales de alto rango contra la exhumación de Franco y haciendo apología del dictador y su régimen? ¿No es esto motivo de preocupación para los dirigentes de Podemos? ¿De verdad creen que el Ejército está libre de franquistas?
El ataque a los derechos democráticos y el aumento exponencial de la represión por parte del aparato estatal está alcanzando nuevas cotas. Esto es lo que deberían estar denunciando los dirigentes de Podemos, como Ada Colau, que la ha padecido cuando luchaba en las calles contra los desahucios desde la PAH. Si era válido entonces, ¿por qué no ahora?
“Disputar la idea de España”
La monarquía borbónica, los jueces reaccionarios, los militares golpistas, han definido históricamente, y definen hoy, al Estado español. Y de ahí el rechazo en la izquierda militante y de amplios sectores del movimiento obrero y de la juventud a todo lo que tenga que ver con una simbología asociada a la dictadura y sus herederos, empezando por la bandera rojigualda. Por eso cuando Errejón se lamenta en numerosas entrevistas de que “hay que disputar a la derecha la idea de España”, hay que ser muy concretos. ¿Qué quiere disputar? ¿La defensa de la unidad de una España, grande y libre y una bandera bajo la que se masacró a cientos de miles de luchadores? ¿De la monarquía juancarlista y de ese derechista confeso de Felipe VI? ¿De un estamento judicial que quiere condenar de 20 a 25 años de prisión a dirigentes políticos por organizar un referéndum de autodeterminación? ¿O la defensa de una policía y una Guardia Civil que, como siempre, a la hora de la verdad pone sus porras y fuerza al servicio del gran capital? La idea de España está indisolublemente asociada a la defensa de los intereses de un puñado de familias capitalistas mutimillonarias, oligárquicas y de grandes terratenientes, que poseen bancos, constructoras, grandes empresas o fondos de inversión, y parasitan la sociedad. (...) 
Fuente: EM n.333 

16 de enero de 2019

El capitalismo imperialista en crisis agónica necesita una alternativa socialista.


Resultado de imagen de Capitalismo imperialista en crisis agónica
La política de “nacionalismo económico” aplicada por Trump incrementa las tensiones mundiales y ha desatado la guerra comercial. Aumenta el conflicto por la disputa de los mercados con China, tanto en los aspectos económicos como militares, también con Rusia en una peligrosa carrera de armas nucleares, que perjudicará al resto del mundo entre los bloques imperialistas.
La consigna de la campaña electoral de Trump, de “América Primero”, marcó la pauta del unilateralismo del imperialismo estadounidense en la Asamblea de las ONU, abandonando la llamada política de “cooperación internacional”.
También rompió el pacto sobre el Cambio Climático que habían suscrito en el acuerdo de París, creando una gran preocupación mundial en grupos y partidos ecologistas.
Han arreciado los movimientos de masas que reflejan un rechazo a esa política, sobre todo en los países que se sienten más afectados por las repercusiones terribles que el aumento de la temperatura y la contaminación del planeta;  podría agravar las catástrofes climáticas a escala mundial, aunque esos políticos desaprensivos niegan el problema ecológico.
Eso demuestra que el capitalismo en su fase imperialista no podrá evitar la degradación del planeta, que solamente mediante su superación y sustitución  de ese sistema descontrolado y mafioso por un nuevo modelo de socialismo democrático podría ser posible, para planificar la economía, pero con una lucha por la transformación social.
Algunos analistas económicos capitalistas han afirmado que ha existido una aceleración sincronizada de las economías más avanzadas, iniciando el camino del crecimiento, intentando salir de la crisis, pero en vez de notarse una caída de los niveles oficiales de paro, eso no se ha visto reflejado, aumentando el “ejército de pobreza”, la desigualdad, las hambrunas y las tensiones bélicas.
Incluso ese pequeño repunte de la economía de los últimos tres años ha sido muy desigual, e incluso la mayoría de los países no lo han notado. Se agudiza a escala sin precedentes el trabajo a tiempo parcial, salarios de pobreza extrema, abusos de la patronal al exigir más ritmos y no pagando las horas extras lo cual ha aumentado el desequilibrio entre ricos y pobres.
Ese corto repunte económico, con crecimientos débiles entre el 2% al 3 % de media se ha basado en un tremendo ataque a las condiciones de vida y salarios, junto con un incremento de la represión generalizada y pérdidas agudas de los niveles de vida de las masas trabajadoras.
La política de austeridad y recortes se instala en Europa y también en EEUU y demás países. Eso ha provocado una tremenda crisis en el mundo neocolonial en general, con una brutal recaída debido a la terrible contracción económica en países como Brasil, que ha sido la causa del giro a la derecha por el malestar de las masas ante la catástrofe de la socialdemocracia del PT que venía gobernando.
Igualmente se da una disminución significativa de las perspectivas económicas en países como Argentina y el resto de Latinoamérica, Europa, Sudáfrica, Turquía, etc. Se nota un repunte de las luchas obreras que anima a los trabajadores a moverse intentando recuperar algo de los derechos y niveles de vida perdidos tras la larga recesión de más de diez años y sus terribles consecuencias para el movimiento obrero.
Estamos viendo un poderoso resurgimiento de la clase trabajadora en Francia, con la lucha de los “chalecos amarillos”. Asimismo hay un repunte de luchas sociales en otros países como en EEUU donde ha habido huelgas de maestros en Virginia, en la multinacional UPS, revueltas contra los líderes sindicales que no querían luchar y diversas luchas por el aumento salarial hasta los 15 dólares/hora, ganado por las movilizaciones apoyadas por  “Alternativa Socialista”, dirigidas por  Kshama Sawant, Concejal Socialista en Seattle.
En EEUU la deuda global se ha disparado a un 60 % del PIB. La Deuda Mundial total se ha disparado de 173.000 millones $ en 2010 a más de 250.000 millones actualmente, más de un 44 %.  En el Estado español, la Deuda Pública creció desde el 2007 que estaba en 384.662 millones € hasta alcanzar bajo el mandato de Rajoy  más de UN billón 175.704 millones € al III Trimestre de 2018, con un aumento continuo y brutal de la desigualdad.
Las desigualdades se están haciendo insoportables para los pueblos. La banca y los multimillonarios han ganado más dinero en 2018 que en cualquier otro año de la historia.  En plena “crisis” para los pobres, los ricos  han visto una creación de riqueza mayor que en los años dorados del boom anterior a 2007/8, aprovechando la clase dominante la crisis para fusiones, saqueos, concentraciones bancarias, evasiones fiscales, desfalcos y demás tropelías.
Situaciones similares cuenta la historia que fueron el preludio de un descontento masivo, un desequilibrio brutal y crisis profundas que finalmente condujeron a conflictos bélicos, revoluciones y contrarrevoluciones como la Guerra Mundial de 1914 a 1918, la revolución de Octubre en Rusia de 1917, el Golpe de Estado de Franco de 1936 a 1939,  la II Guerra Mundial que se desarrolló de 1939 a 1945, el Mayo Francés del 68, la revolución de los Claveles de Portugal en 1974, la revolución abortada en España de 1976 a 1978, etc.
Los medios de comunicación ocultan la realidad de estas situaciones y no informan masivamente de las perspectivas a las que nos veremos obligados a enfrentarnos, ante las consecuencias de los efectos de esa “guerra comercial” entre EEUU, China, Rusia y  la U.E.
Todos los Estados están empezando a tomar represalias incrementándose en la medida que afecta al intercambio de mercancías, caída del comercio mundial, a la destrucción de empleo y demás consecuencias.  Por ejemplo, la lucha de los “Chalecos amarillos” y las huelgas ha afectado a los agricultores andaluces, sobre todo a la provincia de Almería que han perdido millones por la retención del transporte en la frontera pudriéndose las hortalizas.
La alarma más grave para los capitalistas sería la posibilidad de una guerra comercial total incruenta entre EEUU y China, que pudiese convertirse en cruenta si se prolongase demasiado.
Los cambios de criterio y de humor de Trump afectan a las relaciones económicas y el régimen de China ha pasado,  de ser un socio importante de EEUU,  a un rival peligroso que le hace la competencia; también los giros hacia un lado y otro con Rusia, incluso con tensiones militares, reciben un trato que no se adapta a la diplomacia mundial de la época anterior.
Viendo el panorama mundial no existe un continente donde no haya disturbios sociales, políticos, económico incluso con más de 40 guerras locales, iniciándose también una enorme agitación en las filas del movimiento obrero, levantándose en luchas millones de personas que exigen respuestas a la cantidad de problemas sociales que provocan las crisis del capitalismo con millones de migrantes huyendo buscando una vida mejor.
El proceso dialéctico de la historia nos muestra que a veces, grupos pequeños de activistas políticos se transforman rápidamente en potentes grupos que llaman a la acción que luego pueden formar la base para coaliciones de partidos y fuerzas de masas en un proceso acelerado.
Puede ocurrir lo contrario, que sea de la lucha interna de grandes partidos de masas, desde donde surja una corriente de izquierda que, en el fragor de la batalla, y empujados por las luchas, provoque un giro más a la izquierda de esas organizaciones políticas.
La situación actual en el Estado español está preñada de muchas de esas posibilidades, pues dada la situación interna que existe en el partido que gobierna, donde existen en el PSOE varias corrientes en disputa por la dirección, podría ocurrir cualquier cosa;  o la politización inevitable se exprese por el exterior, como ocurrió tras las luchas del 15-M o incluso en el seno del Partido.
Si el gobierno actual liderado por Pedro Sánchez, no logra consolidarse tras las próximas elecciones municipales y las posteriores generales, porque sea incapaz de aglutinar suficientes votos de las izquierdas para conseguir un gobierno favorable a los trabajadores, podríamos entrar en un territorio desconocido lleno de escollos.
Cabría la posibilidad de una indignación masiva y surgiera la violencia, si al menos no se consigue aplazar el conflicto en Cataluña, o ante el espectáculo de que la clase dominante ganara las generales y con un gobierno de derechas de C’s, PP y Vox, similar al de Andalucía, intentasen cambiar las reglas de juego, planteando una política ultraderechista amparados en esa corrupta “democracia burguesa” que podría girar hacia posiciones bonapartistas, que sería vista como el  preludio de la búsqueda de un Dictador que les saque las castañas del fuego, como hizo la CEDA cuando promocionó al “comandantin”,  tras las prácticas represivas de 1934 en Asturias y lo utilizaron para asestar el Golpe Militar de 1936 que tantos muertos costó y sumió al país en una negra noche de represión y retraso histórico.
Por otra parte, la agonía de la Unión Europea que se concibió como una construcción pro capitalista neoliberal desde sus inicios, puede manifestarse claramente en la próxima crisis económica en la que entraremos antes de expirar el próximo trienio y podría saltar por los aires, porque la Europa de los Mercaderes Mafiosos no puede ofrecer ningún futuro para la clase trabajadora, sino es el de guerras enfrentamientos, miseria y paro.
La podredumbre del sistema se escuda en el discurso hipócrita de que estamos saliendo de la crisis, con el falso progresismo de este modelo caduco y las permanentes contradicciones a las que se enfrenta el capitalismo, con sus prácticas antisociales,  su defensa de la banca y de las multinacionales. Gran escándalo el denunciado por el delincuente Villarejo, presuntamente pagado con 500.000 € por el BBVA, para espiar a jueces, políticos y empresarios, lo que podría darle el Jaque Mate al Estado, si se confirma e investiga. Esos desfalcos como el de Bankia,  Caso Popular, etc.,  anteponen siempre los intereses de esas mafias a las necesidades del pueblo trabajador.
Los dirigentes reformistas de las izquierdas deberían abandonar sus políticas nacionalistas de apoyo a sus respectivas burguesías y oponerse claramente al modelo capitalista, con un enfoque socialista e internacionalista, que unifique las luchas del movimiento obrero de todo el continente pasando a la acción, con el objetivo de frenar al fascismo rampante, para poder derrotarlos mediante la democracia y la acción de masas y luchar por la Confederación Socialista Europea de los pueblos libres, como la única alternativa a la barbarie capitalista.
Es necesario un cambio de modelo para resolver los conflictos y enfrentamientos nacionales que están abocados a más guerras que significaría el exterminio de la humanidad si utilizan el armamento nuclear, por lo que la democracia y el voto para resolver los conflictos es el método a conseguir.
Necesitamos luchar democráticamente en pro del reparto equitativo de las riquezas para que la economía se ponga al servicio de la mayoría de la población y no de unos cientos de multinacionales que están destruyendo el planeta y que actúan antidemocráticamente porque no son elegidos por los votos de la ciudadanía, sino que están al servicio de los intereses de banqueros  parásitos del gobiernos mundial en la sombra.
Con una verdadera democracia, mediante la participación activa de la población, cuya abrumadora mayoría es la clase trabajadora, en lucha por el socialismo, estaríamos en condiciones de avanzar hacia una nueva sociedad pacífica y solidaria, donde podríamos vivir dignamente una vez liberados de la lucha cotidiana por la supervivencia, debido a la escasez a las que nos condena esta injusta sociedad capitalista.
Con los medios de producción planificados científicamente y bajo control democrático de la mayoría al servicio de la clase trabajadora y nuestras familias, podríamos participar conscientemente en las decisiones políticas, sociales, económicas, ecológicas y culturales de la nueva sociedad basadas en la ética, poniendo a los seres humanos en el fundamento de la economía y ésta al servicio del conjunto de la Humanidad. 
Escrito por José Martín Rodríguez y publicado ayer 15-1-19 en el periódico Diario 16 Mediterráneo.