24 de marzo de 2017

¿CÓMO ACABAR CON EL ALA PRO-BRUGUESA QUE DESTRUYE EL PSOE?


Resultado de imagen de cRISIS PSOE

Decenas de miles de militantes del PSOE estamos exigiendo  “Primarias limpias y Congreso Extraordinario ya” insistiendo en el “No, es NO” a Rajoy desde el fatídico Comité Federal del 1-O. Sin embargo, los miembros de la Gestora que llegaron a la dirección mediante un golpe de mano contra el secretario general, hacen oídos sordos a las justas exigencias democráticas de la base dilatando el tiempo del proceso para dotarnos de una nueva dirección, controlando los censos, insistiendo en posiciones políticas ilegítimas muy cuestionadas por la militancia. Insisten en que miran por el bien del Partido, pero sus hechos entran en contradicción con sus declaraciones.


El modelo de partido que defiende la Gestora y quienes la sostienen, la mayoría de las baronías, en especial Susana Díaz —que gobierna con Ciudadanos y realiza recortes en sanidad y educación públicas entre otros derechos sociales en la Junta de Andalucía—, ha sido visto por muchos militantes y votantes socialistas como partidarios de profundizar la deriva a la derecha que el PSOE ha mantenido durante demasiado tiempo. Su programa de colaboración con las políticas de austeridad ha fracasado en toda Europa —el último ejemplo ha sido el de la socialdemocracia de Holanda del Partido del Trabajo(PvdA), que gobernó con la derecha; -  pierde 29 escaños, quedándose en 9 de los 38 que tenía—,  se aparta de las necesidades y el sentir de la clase trabajadora. Por ello, temen el control de la militancia evitado durante meses someterse al control democrático de las bases, como era su obligación. Dicha política, que nos aleja cada vez más de la clase obrera y la juventud, de continuar  conducirá al PSOE a la destrucción y consolidará los métodos burocráticos que suplanten la verdadera democracia partidaria hasta unos niveles insoportables. Frente a ello, hay que defender la máxima libertad para que sea la militancia la que el ejerza el control.

Resultado de imagen de cRISIS PSOE
Si el proceso ya está viciado de antemano,  da la victoria de los partidarios de la Gestora,  conducirá finalmente al modelo personalista del culto a la personalidad impropio del socialismo, escapando por completo al control de la militancia, con lo cual el giro a la derecha se profundizará y el problema será cada vez más grave. Necesitamos más democracia para unificar y fortalecer el Partido y no menos. Porque confundiendo lo orgánico con lo institucional, como ocurre actualmente,  donde el poder democrático de los afiliados es secuestrado por diputados que no representan el sentir de la base y los votantes socialistas la situación se agravará.  La entrega del gobierno a Rajoy hace pocos meses fue una demostración demoledora de esta realidad. Una genuina política socialista, lejos de entorpecer el control sobre el cumplimiento del programa aprobado en los Congresos, consultar a la militancia todas las decisiones y rendir cuentas de su gestión, haría de estos elementos la base del funcionamiento del Partido.

Resultado de imagen de cRISIS PSOE
Izquierda Socialista, como el resto de la militancia del PSOE, no puede mantener una posición neutral ante los candidatos que optan a la Secretaría General del PSOE. Nuestra tarea es apoyarnos en todos los elementos más progresistas para fortalecer la posibilidad de que se produzca  el giro a la izquierda de 180º que necesita nuestro Partido. Así pues, como estamos ya en la pre-campaña electoral interna, tendremos que optar por apoyar al candidato que más se acerque a nuestras posiciones, y que más anime a los afiliados y afiliadas a dar la batalla contra las políticas pro capitalistas y antidemocráticas.

Conocemos ya a los tres candidatos que se disputarán la Secretaría General.  Por un lado está Pedro Sánchez, que ha reconocido que cometió importantes errores y que reivindica a la militancia para dar un giro a la izquierda. También está Patxi López, que se presenta como “centrado y conciliador”, cuyos hechos hablan poco de centro y un escoramiento muy marcado a la derecha: por un lado pasó del NO es NO a la abstención, y, por otro, ha gobernado con la derecha en Euskadi sin ningún problema. Toda su trayectoria política lo sitúa más cerca de las ideas y métodos de la Gestora que de la base. La tercera en liza, es ni más ni menos que Susana Díaz, la candidata clara de la Gestora, partidaria de gobernar con el C’s en el Congreso, y, por tanto, de las alianzas con la derecha pura y dura. 

Como aprobamos en la Resolución de Izquierda Socialista de Andalucía, en la Conferencia celebrada en Sevilla (párrafo 5 del apartado 2): “Compartimos las Plataformas de Militantes del “NO” a la gran coalición de gobierno, el “SI” a un gobierno de izquierdas y que la misión regeneradora de un proyecto socialista de izquierdas, no puede recaer sobre quienes, por su acción u omisión, han posibilitado el gobierno de la derecha corrupta del PP, faltando a la palabra dada, por lo que comprometemos nuestro trabajo y esfuerzo con aquellas compañeras y compañeros que han mantenido de forma sólida, aún a costa de ser sancionados, los principios y valores del socialismo democrático que construyó Pablo Iglesias Posse, que ante la convocatoria de Primarias para elegir a la persona que ocupe la Secretaría General, y ante las precandidaturas anunciadas, el proyecto que mejor representa los intereses de la mayoría social, las inquietudes de la militancia socialista, el que más se acerca a las posiciones defendidas por Izquierda Socialista, para construir un PSOE autónomo de los poderes fácticos, democrático, participativo en la toma de decisiones, de izquierdas e integrador de las diferentes sensibilidades, es el proyecto de Pedro Sánchez, a quién ofrecemos un apoyo firme y CRÍTICO para que el PSOE no sirva de muleta a las políticas burguesas y centre su esfuerzo en recuperar los derechos y libertades recortados por las políticas del Gobierno del PP”.

ÁREA DE COMUNICACIÓN. 
IZQUIERDA SOCIALISTA DE MÁLAGA-PSOE. A
ispsoeandalucia.malaga@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario